REINA ASUNTA AL CIELO

¡Tu gran humildad Madre de Dios y Madre mía, te ha elevado al Cielo!

Enséñame Madre mía a descender humildemente, para ascender la escalera que lleva hasta tu Hijo, y conduceme por el sendero de la vida hasta alcanzar la vida eterna. ¡Y nunca, nunca, me dejes! 




SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA
Miércoles 15 de Agosto, del 2018

DEJA QUE TUS OJOS HABLEN

Amadas almas, en el sufrimiento y en la alegría, ir a Jesús escondido en la Sagrada Hostia y dejar que la dulzura de su amorosa mirada les llene. Como los enfermos que exponen sus cuerpos enfermos a los rayos curativos del sol, expongan sus miserias, sin importar lo que sean, a los rayos de luz que fluyen de la Sagrada Hostia.

¿Por qué diluir tu amor en un flujo incesante de palabras? ¿Por qué destruir el encanto de las íntimas comuniones con Él mediante la locuacidad infantil? ¡Que el silencio de la Eucaristía te enseñe a recordar en silencio! Pero, mientras tus labios estén quietos, deja que tus ojos hablen. Sí, díselo todo a Jesús con una larga mirada llena de adoración, amor y súplica. Pon toda tu ternura en esa mirada, todos tus deseos, tus penas, tus desilusiones, en una palabra, toda tu alma. Revitaliza tu fe y busca los ojos de Jesús a través de los velos eucarísticos. Que su mirada y la tuya se encuentren, se unan, y formen juntos una misma luz y el mismo fuego de amor. ¿Por qué buscas más? Pídele solo que se digne verte. Cuéntale con total confianza: "Mírame y ten misericordia de mí" (Sal 118, 132). Recordando que, tan pronto como Jesús miró a ese joven que se acercó a Él, lo amó. No temas decirle tú también a Él: "¡Mírame y... ámame!"





(La Sagrada Eucaristía: José Guadalupe Trevino)
Viernes 10 de Agosto, del 2018

TE QUIERO A TI

Hija mía, te necesito, necesito tus trabajos, tu fatiga, tus oraciones, tus penitencias, sí, y tus alegrías también. Vivid en un estado de oblación. Necesito toda tu vida.

Hay tanto que hacer para aplicar a cada generación los frutos de Mi vida y Mi muerte. . . Hay tanto que hacer para vencer los obstáculos en el camino, sin violar las voluntades. . . Hay tanto que hacer para crear esa actitud en las almas que los hará ansiosos por responder "sí" a Mi apelación. . 

Lo que me concierne sobre todo es esto: ser servido, tanto como Mi corazón lo desee, por almas que se han entregado a Mí, para que pueda purificar, fortalecer, santificar a toda la humanidad.

Si tan solo pudieras entender el valor de las almas, el valor de una sola alma. . . Cada alma tiene su lugar en Mi corazón. Cada uno es amado por algo único que le he dado, y no me consuela cuando un alma me falla, siempre y cuando haya una esperanza de que se arrepienta. Para mí, las noventa y nueve ovejas fieles no toman el lugar de la que se ha desviado. Cada alma es para Mí un tesoro incomparable.

Tu misión en el dominio complejo e invisible del Cuerpo Místico eres tú misma, y nadie puede reemplazarte con precisión. Lo bueno que deberías haber hecho y lo que no has hecho permanecerá deshecho eternamente. Te tomé en serio, y no es una cuestión leve que te haya elegido.

Déjame hacerte uso de lo que intento. Se flexible. No suprimo la iniciativa, todo lo contrario. Permite que tu servicio actué por motivos sobrenaturales, y todo lo que emprendas servirá eficazmente.

No hay nada en ti que no pueda ser útil para Mí si lo haces, pero hazlo con verdadero espíritu de servicio. Todo lo que penetra por amor es útil.
Cuántas veces te he esperado para mí mismo. . . para otros . . . Todo lo que se hace aparte de Mí y Mi amor, es un desperdicio.

Ten una devoción al momento presente. Solo de esa manera me puedes servir verdaderamente. El pasado no es más; el futuro no está aquí todavía El único instante que posees y en el que puedes contar realmente es el momento presente real. Aprovecha al máximo el momento que tengas.

No tienes nada que perder al olvidarte de ti misma. Cuanto más trabajes para Mí en almas, más te recompensaré en esta tierra y más encontrarás tu verdadero lugar en Mi Corazón en la plena expansión de la naturaleza y de la gracia, mientras, esperas el día en que comprenderás en el esplendor de la gloria, la razón de todas las cosas.

Cuanto más te mantengas en segundo plano, cuanto más discreta seas, contenta de darme a conocer sin pretender convencer a las almas, más las atraeré y actuaré en ellas.
Cuanto más te propongas y trates de imponer a los demás tus gustos, tus deseos, tus métodos, tus ideas, más frustrarás Mi trabajo y Mi gracia.

Practica hablarle a la gente como si fueras inferior.

Yo, tu Dios, me puse de rodillas para lavar los pies de Mis discípulos. ¿Entonces tú humillas tu alma cuando te aconsejas o incluso cuando reprendes las almas? Eso será fácil si tu fe fuera lo suficientemente perceptiva como para contactarme en cada uno.

Es el orgullo inconsciente el que arruina la mayor parte del trabajo de Mis apóstoles. Eso hace que incluso el celo más ardiente se extravíe, a veces haciendo que opere en un sentido bastante contrario a lo previsto.

Nunca les he mostrado a los pecadores ni a las pobres almas enfermas una actitud condescendiente o superior. En espíritu, de rodillas los he escuchado y los he curado, y sin embargo soy Dios.

Ten esto en cuenta: lo que más quiero particularmente eres Tú, no tus obras. No es el trabajo que haces lo más importante, sino lo que me dejas hacer a través de ti.

Es fácil trabajar vigorosamente ante el público. Es muy difícil dar un paso atrás y dejarme actuar.

No impongo nada. Yo espero.

Si el trabajo te sobrecarga, es porque me has descuidado.





Gaston Curtis "Una hora con Jesús"
Sábado, 04 de Agosto del 2018

EL AROMA DE TU AMOR

"Hay cosas que si se exponen al aire pierden su perfume, y hay sentimientos del alma que no pueden traducirse al lenguaje de la tierra sin que pierdan su sentido íntimo y celestial."




Santa Teresita de Liseux
Agosto, 01 del 2018

TOMA, SEÑOR Y RECIBE

Toma Señor, y recibe
toda mi libertad, mi memoria,
mi entendimiento, y toda mi voluntad.
todo lo que soy, todo lo que poseo.
Tú me lo diste; a tí, Señor, lo torno.
Todo es Tuyo.
Dispón de mi según Tu voluntad.
Dame tu amor y gracia,
que eso me baste.






Oración de San Ignacio de Loyola 
*(fiesta 31 de Julio)
Lunes, 30 de Julio del 2018

CAPILLAS DE ADORACIÓN

"Las capillas de adoración no son meros refugios para los devotos. Son centros radiantes y apasionados de una intensa actividad divina que va más allá de los muros del lugar donde soy adorado para penetrar casas, escuelas y hospitales, para llegar incluso a aquellos lugares oscuros y fríos en donde las almas están esclavizadas a Satanás, para penetrar en los corazones, sanar a los enfermos, y llamar a casa a aquellos que se han apartado de Mí".




En Sinu Jesu (Diario de un Sacerdote en la oración)
Sábado, 28 de Julio del 2018

UN AMOR DOLOROSO

Nuestro dulce Jesús ha traspasado tu corazón tan profundamente con las espinas de Sus dolores que dirás en adelante: ¡sufrir y no morir! o bien: ¡sufrir o morir! o mejor aún: ni sufrir ni morir, sino sumisión total al buen placer de Dios. El amor tiene una cualidad unitiva y hace propios los sufrimientos de la persona amada.

Cuanto más Cristo tome posesión de tu corazón, cuanto más buscarás ofrecerte a tu Amado y desearás apartarte y purificarte de todo lo que te interponga en esa unión. En esto, buscarás hacer tuyos los sufrimientos del Amado y sumergirte en el horno de su amor a través de las cruces que soportas. Encontraras alegría en tu dolor porque se llenará cada vez más con la presencia de Cristo. Deja que el Amado se convierta en todo para ti y no temas perderte completamente en Él o experimentar tu nada. Al mismo tiempo, recuerda, este amor debe mantenerse oculto, como lo son todas las cosas
delicadas e íntimas.

Persiste en el estudio de tu nada y sé fiel en la práctica de la virtud, sobre todo en la imitación de nuestro dulce Salvador en Su paciencia, porque este es el punto cardinal del amor puro. Nunca descuides ofrecerte como un holocausto a la infinita bondad de Dios. Este sacrificio debe hacerse en el fuego de la caridad divina; enciéndele con un ramo de mirra, es decir, con los sufrimientos de tu Salvador. Todo esto debe hacerse a puertas cerradas, estando separado y solo, en fe pura y simple.






San Pablo de la Cruz
Martes, 24 de Julio del 2018

SÓLO DIOS

Bendita locura de Cristo que convierte las lágrimas en perlas y nos hace amar la cruz. Entonces sí que hay alegría; la alegría del que sólo vive para Dios, del que sólo en Dios confía, del que sólo en Dios espera. Y esa alegría no es ruidosa; es la alegría serena del alma que apenas vive en la tierra; que del mundo nada espera. Es la alegría del que vive para Cristo, del que sueña con María, y entonces, querido hermano..., ¿qué quieres que te diga?, yo no sé hablar y menos escribir.

Sólo Dios, sólo Dios... No busques otra cosa, y ya verás cómo al verte en el séquito de Jesús en los campos de Galilea, tu alma se inunda de algo que yo no te sé explicar.

Ya verás cómo no te acuerdas ni de tus penas y alegrías, ni de ti mismo te ocupas, y verás cómo también se te pega la locura. Ni te importará el andar al sol, ni el dormir al pleno sereno... ¡Es tan dulce Jesús! ¡Se está tan bien en su compañía!

No importará que el camino sea duro, ni áspero, ni largo..., va Jesús delante; no miraremos dónde ponemos los pies..., es Jesús el que guía. Callaremos cuando él hable, y guardaremos en silencio sus palabras...

Seguiremos, lo mismo de noche que de día, ebrios, locos de alegría, sin escuchar al mundo, sin comer, sin dormir, sin nada. Sólo Dios..., sólo Dios gritará con berridos nuestro corazón, ya que los labios no pueden abrirse para gritar por calles y plazas el nombre de Jesús, las maravillas de Dios, su grandeza, su misericordia..., su amor.

Y así en silencio, iremos pasando por este mundo que dice que es cristiano y no sigue a Cristo. Pondremos lo que los demás no ponen. Le amaremos como nadie, y si alguien te pregunta por tu salud, por tus cruces o tus consuelos; si alguien te pregunta algo de ti mismo, puedas contestarles: No sé, amo tanto a Jesús, que para ocuparme de eso, no tengo tiempo. Entonces sí que la has hecho..., tu locura es completa.





San Rafael Arnáiz
Viernes, 20 de Julio del 2018

TU MISERICORDIA


"Cómo me gustaría mostrarte el hermoso horizonte infinito más allá de la creación que experimento y contemplo". Amo a Dios ahora mil veces más que antes... Él revela y se da a conocer a las almas que realmente buscan conocerlo y amarlo. Todo en la tierra... parece encogerse, perder valor ante la Divinidad que, como un Sol infinito, continúa brillando sobre mi alma miserable con sus rayos ".




Miércoles, 18 de Julio del 2018

ATRAÉME Y CORREREMOS

¡Oh, Jesús!, ni siquiera es, pues, necesario decir: Al atraerme a mí, atrae también a las almas que amo. Esta simple palabra, “Atráeme”, basta.

Cuando un alma se ha dejado fascinar por el perfume embriagador de tus perfumes, ya no puede correr sola, todas las almas que ama se ven arrastradas tras de ella. Y eso se hace sin tensiones, sin esfuerzos, como una consecuencia natural de su propia atracción hacia ti. Como un torrente que se lanza impetuosamente hacia el océano arrastrando tras de sí todo lo que encuentra a su paso, así, Jesús mío, el alma que se hunde en el océano sin riberas de tu amor atrae tras de sí todos los tesoros que posee…




St. Teresita de Lisieux
Martes, 17 de Julio del 2018

NO SE TURBE TU CORAZÓN

No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios: creed también en mí. (Juan 14:1)

No debes sentir ansiedad en absoluto y no permitas que nada perturbe tu tranquilidad interior. No intentes controlar, ordenar o manipular las realidades de tu vida diaria. Más bien, confíate a la Providencia de Dios. Serás puesto a prueba; solo para llevarte a soltar las cosas que tiendes a preferir más que a su amor. Sabed que el Señor ve todas tus necesidades más claramente que Tú y habrá muchas ocasiones en que descubras que sus planes son ajenos a los tuyos. Presionas para que tus propios designios se cumplan prematuramente en lugar de hacerlo según la voluntad y la voluntad de Dios.

La llamada que recibiste de Dios es maravillosamente simple: Adorarlo; pero buscas llenar tus días y noches con cosas y actividades que no te acercan más al cumplimiento de Sus designios para ti. Debes dar el primer lugar a la adoración y dejar que el Señor logre lo que desea en tu vida y la de los demás.

Consagrarte al tiempo de oración en la "regla" que el Señor te ha dado. Así es como te aferras a Dios y con esto Él puede lograr lo imposible en ti. Coloca las cosas que te pesan más o te causan la mayor ansiedad en sus manos, especialmente aquellas personas que te causan la mayor angustia. De lo contrario, trabaja en silencio en su presencia durante todo el día hasta que regreses a él una vez más en oración. Él "ordenará todas las cosas poderosa y dulcemente".

Un corazón perturbado es siempre una indicación de la falta de confianza en Mí. El problema, la inquietud interior, proviene del deseo de controlar y ordenar las cosas que mejor le quedan a la providencia de Mi Padre. En todo momento, te proporciono ocasiones para confiar en Mí y abandonarme las cosas que preferirías ver diferente de lo que son. Cada vez que te encuentres con algo que contradice tus planes o no cumple tus expectativas, dame esa cosa, esa situación, esa desilusión. Entrégalo a Mi Corazón, y luego abandona toda la preocupación por él.

No estoy lejos de ti ni estoy alejado de tu vida ni de todo lo que compone tus días. Ni un pelo cae de tu cabeza sin que mi padre lo permita. Haz frecuentes actos de confianza y abandono. Deja ir las cosas a las que te aferras con más fuerza. Ven a mí con las manos vacías. No te aferres a nada, ni siquiera a tus propios planes y deseos de cosas buenas. Si las cosas que quieres para ti son buenas, sabed, sin lugar a dudas, que las cosas que quiero yo para ti, son infinitamente mejores.

Cuando encuentres algo difícil, o más allá de tus fuerzas, pídeme que lo haga en ti o incluso que lo suelte como mejor me parezca. Hay cosas que te gustaría hacer que son ajenas a Mis planes, y hay cosas que quiero que hagas, que por ti mismo nunca pensarías hacer. Es tu apego a hacer lo que quieres que impide el cumplimiento rápido de Mis designios perfectos para ti.

Te llamé aquí para adorarme. Has encontrado otras cosas para llenar tus días y tus noches, pero ninguno de estos hará avanzar Mis planes, ni contribuirán al desarrollo de lo que Mi Corazón ha concebido para ti. Dale el primer lugar a la adoración que te he pedido, y que todavía te pido, y verás maravillas.

El hacer debe ser lo Mío. Tuyo es confiar en Mí, esperar en Mí, permanecer cerca de Mi Corazón como el discípulo amado. Cuando vayas a hacer algo que surja de Mi plan para ti, encontrarás que eso es fácil de hacer, ya que te daré luz, fuerza y perseverancia para hacerlo.

Consagra conmigo las horas de oración que te pedí. Sigue tu regla, y todo lo demás caerá en su lugar. Cuando estás cerca de Mí en el Sacramento de Mi amor, trabajas conmigo, y estoy trabajando en ti, y esto de una manera divinamente eficaz y sobrenaturalmente fructífera. Cuando llegue el momento de poner fin a tu adoración, despídete de mí con la misma libertad y alegría con la que entraste en mi presencia. Al seguir tu Regla, no me desamparas; te unes a Mí y me permites hablar, actuar, hacer en ti cosas que de otro modo serían imposibles para ti.

Las cosas que te pesan más, las cosas que te causan más ansiedad y angustia, son las mismas cosas que quiero que me abandones. Cuando una persona en particular se convierta en una causa de preocupación y angustia, dámelos a Mí y preséntalos delante de Mi rostro eucarístico. Verás cambios en ellos que solo mi gracia puede producir. Cuando algo se convierte en una causa de angustia, o te da miedo, o roba en tu corazón la paz, dame esa cosa a Mí inmediatamente, y una vez que me la hayas dado, no la pienses más. Ordeno todas las cosas poderosa y dulcemente. Realiza tus tareas con libertad y sencillez. Haz una cosa tras otra. Dame todas las cosas al comenzarlas, y ofrecerme todo al completarlas. Trabaja en silencio en Mi presencia, y luego regresa a Mi presencia aquí en el Santísimo Sacramento del Altar para encontrar el descanso de tu alma y consolar Mi Corazón con tu amistad.





In Sinu Jesu (Diario de un Sacerdote en la oración)
Viernes 06 de Julio, del 2018

¡TÚ ERES EL MESÍAS, EL HIJO DEL DIOS VIVO!

Jesús busca la comunión entre el cielo y la tierra, entre el Padre Celestial y nosotros; hijos de la Iglesia. Por eso es necesario orar mucho; orar, y amar a la Iglesia. Ahora la Iglesia está sufriendo mucho y necesita apóstoles que, al amar la comunión, al testimoniar y dar, muestren los caminos de Dios; necesita apóstoles, que viviendo la Eucaristía con el corazón, realicen grades obras.

La Iglesia, ha sido perseguida y traicionada desde sus inicios, pero ha crecido día a día. Es indestructible, porque Jesús le ha dado un corazón: LA EUCARISTÍA. La luz de su Resurrección ha brillado y brillará sobre ella. Por eso, no debemos temer y orar mucho por nuestros pastores: para que tengan la fuerza y el amor de ser puentes de salvación.




*La Fiesta de San Pedro y San Pablo
Viernes, 29 de Junio del 2018

ALMA EUCARÍSTICA

Quiero ser un alma eucarística, un apóstol oculto del Corazón divino, para practicar el abandono completo, seguro y amoroso. Ir a Dios por medio de la Cruz, a través del Corazón de Jesús, bajo la dulce protección maternal de María. Sea lo que sea, permitiendo que el futuro sea bienvenido, ya que proviene del Padre celestial y del Único Amigo fiel. A medida que el futuro se hace presente, me traerá las gracias necesarias. Hasta entonces e incluso después debo recordar, que lo suficiente para el día de hoy es aquel durante el cual puedo trabajar y sufrir por las almas, para la gloria de Dios.

Cada vez, más y más veo que Dios no me quiere activa, a menos que surja un nuevo estado de otras atenciones. Lo que parece esperar de mí es un apostolado de oración y sufrimiento. ¡Bendita vocación! ¡Cuánto intentaré responder hoy mejor a ella que en el pasado, amando la Cruz de Jesús, "llevándola a diario" y colocando en el Corazón divino mi carga de dolores, privaciones y debilidades!

Austera conmigo misma, quiero tener dulzura y ternura, vivir en unión espiritual interior con nuestro Señor, y hacer de toda la monotonía, trivialidad y humildad de mi vida muchas oraciones por las almas. Tener un alma eucarística, nunca perder de vista mi vocación de oración, sufrimiento y reparación.






Elizabeth Lesieur
Sábado 23 de Junio del 2018

DEJA QUE EL AMOR SEA SUFICIENTE

Esfuérzate con todo tu corazón para que el Amor sea suficiente para ti. Deja que se ponga al lado de todas las cosas y sea el único juez de su significado y valor. Si permites que el recuerdo y la visión de Él coloreen tu visión de todas las cosas, entonces podrás soportar cada molestia y dificultad, todo rechazo y falta de bondad, con la mayor paciencia.

Haz todo solo por amor a nuestro Señor, y por amor a Él, acepta todo lo que Él permite; entrégate al amor sin mirar a la derecha ni a la izquierda. Acepta sin preocuparte por ello, las molestias y dificultades por las que pasas actualmente; lo que tienes que hacer por obediencia, hazlo lo mejor que puedas, pero sin preocuparte de si los demás están complacidos contigo o te culpan, ya sea que te amen o no te amen. Deberá ser suficiente el ser amado por nuestro Señor. Ten solo una cosa en mente: amar a nuestro Señor y agradarlo solo a Él en todo. Dios se acercará a ti, Él morará en ti, vivirás en la comunión del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Y dile a Dios con frecuencia: Dios mío, en verdad mereces que Yo te ame solo a Ti y que no busque nada más que no seas Tú.





Marmion, Blessed Columba
Jueves, 21 de Junio del 2018

ENSÉÑAME A ORAR

Señor, enséñame a orar. Limpia mi casa, ordena sus cosas, apacigua y modera sus sentidos. Has de ella un sagrario firme y custodiado por tus ángeles. Un sagrario, digno de Ti, Señor.







Lunes, 18 de Junio del 2018

¡ADÓNDE TE ESCONDISTE AMADO MÍO!

   ¿Adónde te escondiste,
amado, y me dejaste con gemido?
Como el ciervo huiste,
habiéndome herido;
salí tras ti, clamando, y eras ido. 

   Buscando mis amores,
iré por esos montes y riberas;
ni cogeré las flores,
ni temeré las fieras,
y pasaré los fuertes y fronteras. 




Cántico espiritual (5-15) San Juan de la Cruz
Jueves, 14 de Junio del 2018

Quiero que vivas en Adoración y Silencio. (Corpus Christi # 2)

Pasa menos tiempo en el ordenador y más tiempo en Mi presencia. Te espero aquí. Anhelo verte ante mi. Quiero darte todos los signos de Mi amistad que Mi Corazón ha destinado para ti y para nadie más, pero para esto debes venir a Mí. Sigue las inspiraciones de Mi gracia.

No hay necesidad de que crezcas en la ansiedad o el temor. Continuaré hablándote siempre que vengas delante de Mí con un corazón tranquilo y confiado. Todavía tengo mucho que enseñarte. Quiero formarte en pureza, en caridad, en misericordia hacia los sacerdotes a tu cuidado y en la adoración incesante que deseo de ti.

Espérame. Ven a mi. Ábreme tu corazón y Yo te abriré el mío.

Este es uno de mis más conmovedores sufrimientos; encontrar corazones que están cerca para mí. ¿Cómo puedo tener amistad con alguien que cierra su corazón a Mí, que huye de Mi presencia, que no puede soportar estar en silencio, quieto y solo conmigo y para Mí?

Incluso para ti esto sigue siendo una lucha. Hay tantas cosas insignificantes que te alejan, que consumen tu tiempo, y que son obstáculos en el camino de tu venida a estar conmigo. Aprende a reconocer estos obstáculos por lo que son. Algunos de ellos son tuyos; otros son obra del Maligno; otros aún provienen de los cuidados ordinarios de la vida en un mundo que ha olvidado cómo estar en Mi presencia. No permitas que ninguna de estas cosas te detenga. Aprende a venir a Mí de forma rápida, generosa y alegre. Te espero en el sacramento de Mi amor, y no te decepcionará venir a Mí. Esto es realmente todo lo que pido a las almas, especialmente a mis sacerdotes y a ustedes Mis Hijas: que vengan a Mí. Y yo haré el resto.





Solemnidad del Corpus Christi 
In Sinu Jesu
Diario de un sacerdote en la oración
*Domingo, 03 de Junio del 2018

Mi amor por ti es Inmutable (Corpus Christi # 1)

"Te llamo a la novedad de la vida, y el principio de esa novedad es tu fidelidad a la adoración... Esta es tu llamada.  Este es el camino que he abierto ante ti para tu sanidad y purificación".

"Mi amor por ti es inmutable. Es fiel y es tan fuerte como tierno. Nunca te abandonaré y nunca debes dudar de que te he elegido para ser un amigo privilegiado de Mi Corazón, y esto a pesar de los pecados por los que tanto me afliges y hieres. Todo ha sido perdonado; el pasado ha sido consumido en el fuego de Mi amor misericordioso. Ahora, solo tienes que regocijarte en el amor con el que he convertido tu vida en un acto de adoración y de obediencia a Mis designios. Confía en el amor de Mi Corazón por ti. Avanza con confianza y con paz, porque estoy contigo y tú eres mía y mi amor nunca te fallará."





Solemnidad del Corpus Christi 
In Sinu Iesu
Diario de un Sacerdote en la oración.
Jueves, 31 de Mayo del 2018

Déjate Moldear

"Entrégate y alégrate en la receptividad pura de un amor absolutamente gratuito, formando nuestro ser más profundo y transformando nuestro corazón de carne en Cristo, en un corazón que finalmente pueda AMAR: esta es la actitud que debe moldear nuestra oración. Una oración casta es pobre, con las manos abiertas y vacías para recibirlo todo. Es el Señor quien hace grandes cosas en la profundidad de nuestra humildad. Permítele que lo haga ".





(Un cartujo)
Lunes, 28 de Mayo del 2018

La Santísima Trinidad, es AMOR con MAYÚSCULA

Creer en un Dios Trino, es creer que Dios es AMOR, amando como Él, porque la esencia del cristiano, nace del amor revelado en Jesucristo, quien nos amo hasta el extremo. Y siendo Dios Amor Supremo, sólo quien ama puede ser su morada, entrar en ella y contemplarle en un profundo silencio de amor.

¡Qué feliz Eterno Dios, es el alma que vive amando en comunión contigo! Y qué sublime es dejarse amar por Ti, Santísima Trinidad.





Solemnidad de la Santísima Trinidad
Domingo 27 de Mayo del 2018

¡Señor, cuán bueno y suave es tu Espíritu que habita en nosotros!

¡Ven dulce huésped del alma!

Ven acércate a mi pecho y escucha su latir,
que gime con gozoso anhelo, al ser traspasado
con tu fuego, hiriendo mi corazón.

Renueva,¡oh Espíritu Santo! mi vida de oración,
e imprime con tu sello, la huella de tu amor.
Inscribe en mi tu ley, la ley de caridad,
no en tablas de piedra, pero en el corazón.

Envía, aquí a tu sierva, envíale por el mundo, difunda 
tu mensaje con vida de oblación, silencio, intercesión, 
y tome siempre en cuenta, que el fruto es el AMOR.
                        
Custodia esta tu alma, y no te olvides nunca de 
protegerle siempre en la tribulación.





Solemnidad de Pentecostés
Domingo 20 del Mayo, del 2018

Tu Ascensión, Señor, me hace volar como el águila

¡Oh, Jesús! ¡Qué alegría es vivir en plenitud tu Ascensión! Es como una alegría refrescante, una alegría como la de un niño a quien no le falta nada. Te vas a prepararme un lugar, pero no me dejas sola, porque para los que que vivimos en oración y en la vida del Espíritu, experimentamos aún más vivamente tu presencia y tu acción en nuestras vidas. Que dulce saber, que mi corazón se encuentra unido al tuyo con garantía de saborear desde ahora el cielo.

¡Qué seguridad para los que tenemos fe, para todos los que somos creyentes! Ascendiendo al Padre estás más cerca de mi, renuevas mi confianza y me das nuevas fuerzas, haciéndome volar como el águila. (Isaías 40:31)

«Padre, los que tú me has dado, quiero que donde yo esté estén también conmigo, para que contemplen mi gloria» (Juan 17:24) ¡Señor, qué poder en esta oración y cuanta ternura encierra tu promesa!





Solemnidad de la Ascensión del Señor
Domingo 13 de Mayo del 2018

¡Oh, mi Jesús, eres Todo mío!

"Hoy ya no estoy más en mí. Estoy con mi Dios, todo por Él, y Él todo en mí y para mí, Jesús está conmigo, Él es todo mío. Está solo, solo, y yo estoy solo para bendecirle, para honrarle. Él habita en la miserable celda de mi corazón y Su Majestuosidad desaparece. Estamos solos, solos, y mi corazón late continuamente con el corazón de Jesús. ¡Jesús por siempre! El corazón de Jesús y mi corazón son uno solo. No pasa un momento sin que yo sienta que su querida presencia siempre se manifiesta de la manera más amorosa. Y en otra ocasión: "¡Oh, qué preciosos momentos son estos! Es una delicia que solo se puede comparar con la bienaventuranza celestial de los Ángeles y los Santos. Sí, estoy feliz, porque siento mi corazón latir con el de ellos. Estoy feliz porque te poseo, oh Jesús. ¡Oh Jesús, con qué alegría me llena saber que te poseo! Pero, Dios mío, si así tratas con nosotros en la tierra, ¿cómo será en el cielo?"





~Santa Gemma Galgani
Mayo 09 del 2018


Tú me has Amado Primero

Hasta que miremos a una persona y veamos la belleza que hay en ella, no podemos contribuir nada a él o ella. Uno no ayuda a una persona discerniendo qué está mal, qué es feo, qué está distorsionado. Cristo miró a todos los que se encontró, a la prostituta, al ladrón, y vio la belleza escondida allí. Tal vez estaba distorsionada, tal vez dañada, pero no dejaba de ser belleza, y lo que hizo fue llamar a esta belleza.

«Amaos los unos a los otros como yo os he amado» El punto de partida no es el mandamiento («Amaos los unos a los otros») sino el don («como yo os he amado»). Porque él nos ha amado primero, nos ha enseñado qué es el amor y nos ha capacitado para amar como él nos ha amado.




(Juan 13,34; 15,12)
Domingo 06 de Mayo del 2018

El Rostro Eucarístico de Cristo

La oración de reparación mora más bien en presencia del Santísimo Sacramento. La luz que brilla desde la "Cara Eucarística de Cristo" nos sana a nosotros pecadores, y sana a aquellos contra quienes hemos pecado. El amor que traemos al rostro eucarístico de Cristo llega a todos los rostros humanos. La oración de reparación es el Rostro de Cristo, recogido por el velo de La Verónica en Su Pasión; es la mano que busca limpiar toda mancha desfigurada de suciedad, sangre y lágrimas.





~Dom Mark Kirby
Inagen del Santo Velo Manoppello Italia
Jueves 03 de Mayo del 2018

Desde Mi Presencia

"La evangelización a la que te estoy llamado a vivir no es de palabra, sino por la presencia del Santísimo Sacramento, la ofrenda del sacrificio de la Misa. Es a través de la oración, la penitencia y la práctica de las virtudes del Evangelio...”





~Charles de Foucauld~
Lunes 30 de Abril, del 2018

Contemplo Tu Morada

DESDE este valle de lágrimas, fija continuamente tu mirada hacia Dios, esperando siempre el momento en que te unirás a Él en el cielo. A menudo contempla el cielo y exclama fervientemente: ¡Qué hermosa morada hay arriba! ¡Está destinada para nosotros! Suspira ansiosamente después de su poderío. A veces di, mientras tus ojos están húmedos de lágrimas: nada en este mundo me agrada; ya no me importa nada más que mi Dios. Sí, espero, sí, deseo poseerlo, y espero por la misericordia de Dios, a través de los méritos de la Pasión de mi Salvador y los dolores de mi buena Madre, la Virgen María.





~San Pablo de la Cruz~
Viernes 27 de Abril, del 2018